¿Qué tiene en común un mamão un avión y una jefa tozuda?

Bueno, esto viene a cuento de un problema que tuve en Foz do Iguaçu. En realidad a mí, los aeropuertos no me gustan, no me gusta demasiado volar y no me gusta la tilingada que suele juntarse en esos lugares, aunque es cierto que en el último tiempo se han popularizado un poco.

Lo de mamão  no es tanto por el tema del alcohol que esta vez no tiene nada que ver, sino más bien esa fruta naranja de semillas negras que poseen los brasileños cuya equisitez es absoluta. Comer un mamão  maduro, jugoso y dulce, es de lo mejor que te puede pasar. Por eso, tenía desde el sábado de noche un mamão  para comer el medio día del domingo. Aproveche lo poco que quedó de la mañana para salir a dar un paseo por el centro medio desierto, volví al hostal y me di un baño. Preparé las cosas y a las 13:40 estaba en el ómnibus rumbo al aeropuerto. El avión salía a las 15:20 y ustedes ya se estarán imaginando de qué trata este delirio.

Llegué al aeropuerto 14:10, entré, pregunté y me dijeron que para el check-in tenía que entrar a tal lugar. Yo como tenía el mamão, pensé, mejor no entro, lo como afuera y vuelvo. Así hice y a eso de las 14:20 terminé el mamão . El aeropuerto de Foz es muy pequeño, pero la cola llena de gringos que vinieron a ver las cataratas era de como 80 metros por lo menos.

Le pregunté a un guardia y me dijo que sí, que debía hacer esa cola. Las pantallas decían «embarcando». A eso de 14:40 llego al mostrador de Pluna donde unas chicas que atendían el mostrador me dicen, «no, ya cerró el check in» (en portugués, claro), «whattttt??» (en español, claro). Ahí comencé a hablar decenas de idiomas, pero me dicen que tengo que dirigirme a la jefa (al menos eso creí) que estaba al lado discutiendo con otros dos y me pude dar cuenta que hablaban de exactamente lo mismo. (más…)

Los Danieles

Ayer, luego de muchísimos años de escucharlo, de acompañarlo, de llamarlo para que participe de esta o aquella movilización o marcha, conocí a Daniel Viglietti. Fue en el cumpleaños de otro nuevo gran amigo, también Daniel, que tuvo lugar el encuentro. Una muy rica comida francesa, un vino tinto muy Leer más…

Foro Social 2009

No es que fueramos idealizando al FSM, de hecho ya prevíamos alguna similitud con Porto Alegre 2005, pero la desorganización y el consumismo del Foro Social en Belém, colmó todas nuestras espectativas. Belém es una ciudad bastante descuidada con una gente muy agradable y simpática como suelen ser los brasileños Leer más…

Las banderitas que arden…

cia_chico.jpg

Los agentes de la CIA se enteraron de que en casa tenemos una forma de hacer banderitas de los EEUU para quemar y por eso nos vigilan, nos escuchan las conversaciones y nos leen los correos, y hasta nos han llegado mensajitos amenazantes: «si siguen qmando bnders van a ir tdos prsos». Hasta cuando vamos al baño, sentimos la presencia de sus micrófonos desde las cloacas.

La fabricación de banderas caseras para quemar se ha conformado en un intento de protesta simbólica: lo único que nos fue quedando en este país desarmado y pacifistoide donde quemar una goma o romper un vidrio está muy mal visto. La propiedad privada y el orden se defienden sobre cualquier otra cosa, y más aun: sobre la propia vida humana. Miedos que nos quedaron de la dictadura que le dicen.

Por otro lado parece que el napalm, la tortura, la guerra química y los militarismos no dan resultado: toda su guerra, todo su capitalismo sufre con una simple quema de banderitas; con una concentración con pancartas y volantes. Es cuando un símbolo vale más de mil metralletas. «¿Querías matarme? Bajo esta capa no hay carne ni huesos que matar. Sólo hay una idea. Las ideas son a prueba de balas» (V de Vendetta, capítulo 9).

(más…)

Cómo una conferencia se puede convertir en una excelente clase de historia

El Instituto Raíces y Caminos organizó una conferencia el lunes 5 de marzo de 2007, con dos objetivos principales: presentar al Instituto en sociedad y generar una discusión sobre el arribo de George Bush a la región. La misma se denominó «El viaje del presidente Bush por América Latina: ¿Hoy?» y comenaba sobre las 19:30. Tuvo como maestros de ceremonia a Jorge Irisity y a Ignacio Martínez, que se encargaron de las presentaciones y otras formalidades.

Se realizó en el paraninfo de la Universidad y comenzó con un hecho significativo: un sillón fue dejado vacío en representación a la «presencia» de Hugo Cores, gran impulsor del Insituto, luchador incansable, quien falleciera unos meses atrás.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: