Hice un ensayo para ver cómo funcionaba el famoso decreto que te permitía traer del exterior hasta 4 encomiendas por un monto inferior a 200 dólares cada uno.

El resultado fue, obviamente nefasto. Compré una serie de cachibaches (objetos electrónicos variados no fabricados en este país, como por ejemplo una batería de celular) por un total de 134 dólares y un peso de 1,9 Kg. Me llegó un aviso a mi casa diciendo que “no estaba amparado por el decreto 184/12.

Fui al correo tal como me decía y tras una espera de 15 minutos y ver que me abrieran el paquete, me informan que me van a cobrar un 60% del importe total (es decir 80 dólares extra), a lo que me niego, sacando una copia del decreto y preguntándole a la funcionaria si me explicaba por qué no estaba amparado. Lo hice cuidadosamente para evitar hostilidades, pero la respuesta fue “el decreto lo conocemos bien y no estás amparado, si no querés pagar lo marcamos para devolver a origen”. A lo que respondí que sí.

Ante esta negativa de explicación, me dirijo a otra ventanilla que decía “EMS Express Mail Service” y como era lo mismo que decía el aviso que me llegó a casa me parece prudente preguntar. La señora apenas más amable, me señala algo en el decreto donde dice “correo expreso”. Cabe aclarar que en el decreto no se expresa el concepto ni con comillas ni cursiva, ni de alguna otra forma. Para ello, coloco esta imagen y cada uno sacará sus propias conclusiones:

Entrega expresa, sin comillas ni cursiva, se configura claramente como "concepto escindido".

Entrega expresa, sin comillas ni cursiva, se configura claramente como “concepto escindido”.

La señora me explica entonces que el concepto de “correo expreso” o “courrier” que significa que el envío tiene que venir por empresas como  DHL y FedEx, o para el caso del Correo Uruguayo (público) tendría que ser EMS. Como mi vendedor me mandó por “Freeshipping” es decir, gratis, y por ninguno de esos servicios “courier”, entonces no quedo amparado en el decreto. Le agradezco y me retiro un poco frustrado ya que mi celular se quedó sin batería al grabar todo el encuentro. Sería algo divertido de poder volver a escuchar.

La reflexión final es que tengan mucho cuidado, porque además de leer la letra chica, hay que aprender a encontrar los “conceptos escondidos”. Y ¡salud a los importadores! (que te venden los mismos cachibaches pero al doble de precio).

A %d blogueros les gusta esto: