Escrito hace 10 años, este libro pone en evidencia la farsa de la llamada “tolerancia cero” y cómo la ideología del encarcelamiento – de la mano del neoliberalismo – se va importando lentamente a algunos países de Europa y las encrucijadas que esto abre.

Quienes insisten con el problema de la “inseguridad” y proponen bajas de imputabilidad y penas de muerte olvidan que la inseguridad física no es solo física sino social y política. El libro deja más que claro que las políticas penitenciarias solo contribuyen a perpetuar y empeorar los males que se supone vienen a solucionar.

[…] un Estado keynesiano vector de solidaridad, cuya misión era contrarrestar los ciclos y los perjuicios del mercado, asegurar el “bienestar” colectivo y reducir las desigualdades, es sucedido por un Estado darwinista, que eleva la competencia al carácter de fetiche y celebra la responsabilidad individual, cuya contrapartida es la irresponsabilidad colectiva, y que se repliega en sus funciones residuales de mantenimiento del orden, en sí mismas hipertrofiadas […]
Categorías: Libro

A %d blogueros les gusta esto: