El pasado sábado 24 de abril las comunidades del Software Libre de América Latina, desarrollaron el evento de difusión de Software Libre (SoL), más importante del continente. Más de 200 países fueron sede de este evento apoyado además por diversas instituciones y empresas. En nuestro país, se realizó en 7 ciudades y fue declarado de interés institucional tanto por la CSIC como por la AGESIC, entre otras.

En Montevideo, el evento tuvo lugar en la escuela PAOF en Ciudad Vieja, donde se dieron cita decenas de participantes, con sus computadores, sus remeras, libros, y sobre todo, un caudal increíble de conocimiento que fluyó durante toda la jornada. Miradas atónitas registraban los efectos del escritorio de algunas distribuciones, o los avanzadísimos programas de diseño gráfico. Los participantes podían utilizar algunas de las computadoras allí apostadas, para llevarse a su casa alguna de las decenas de distribuciones GNU/Linux que se pusieron a disposición. Tampoco faltaron las XO con su sistema operativo Sugar  — otra versión de GNU/Linux — que estaban disponibles para experimentar.

Las comunidades del SoL, además de las muestras, la instalación liberadora y la comida casera, nos propusieron charlas debate, que buscaban problematizar la temática del SoL y el acceso libre al conocimiento.

María Elena Casañas, brindó una charla en la que propuso un camino para migrar hacia el SoL. Lo planteó como un camino difícil, pero necesario debido a sus implicaciones éticas. La frase que da nombre a este artículo le pertenece a esta señora, bajita, de pelo blanco, quien con su voz difónica y sus 75 años pronunció la frase célebre de todo el evento: “Soy mujer, soy vieja y soy abogada…. Si yo migré, [al SoL] cualquiera de ustedes puede hacerlo”.

Otros enlaces recogidos en el evento: jesús davidplanet mozilla , openlibrary, open street map

Categorías: Software Libre

A %d blogueros les gusta esto: