Alan Turing, el informático y matemático británico que durante la Segunda Guerra Mundial ayudó a descifrar el código de la máquina nazi Enigma, no será héroe nacional. De hecho seguirá siendo un delincuente a efectos de la legislación británica, pues en 1952 fue encarcelado y ayer el Parlamento volvió a denegar su indulto. El delito por el que fue condenado no fue hackear: fue acusado de indecencia por el hecho de ser homosexual en una época en la que resultaba ilegal serlo en Reino Unido.

(seguir leyendo: http://www.publico.es/ciencias/420687/alan-turing-no-tiene-perdon )

Categorías: Recomiendo

2 commentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: